Puede que estés en la búsqueda de clases colectivas en Tetuán en Madrid de pole dance con el objetivo de aprender a bailar, tonificar tu musculatura, incrementar la fuerza de tu tren superior y mejorar tu resistencia, pero ¿conoces la historia de este tipo de danza? ¡Nosotros te la contamos!

Si vas a asistir a clases colectivas en Tetuán en Madrid, conocer las raíces de este tipo de danza te permitirá comprenderla con mayor profundidad. Todo apunta a que sus orígenes se deben a una combinación entre las prácticas de los guerreros chinos de la dinastía Han del año 206 a. C. y un deporte tradicional hindú denominado mallakhamb, propio del año 1135 d. C.

En el primer caso, durante la dinastía Han, los guerreros chinos utilizaban lanzas de unos dos metros de largo que usaban contra sus contrincantes, pasando a ser más tarde una filosofía de vida empleada para equilibrar el espíritu, el cuerpo y la mente a través del ejercicio realizado con un largo bastón. Con respecto al deporte hindú, se trataba de una unión entre el yoga, contorsiones y acrobacias ejecutadas en barras verticales de madera.

Las prácticas anteriormente mencionadas se expandieron en Europa, por lo que en el s. XII se transformó en un ritual dedicado a la fertilidad en el cual las mujeres danzaban en torno a un palo. Con el paso del tiempo y entrado ya el s. XX, formó parte del mundo circense, y los años 20 convirtieron a esta danza en entretenimiento provocativo, mientras que en los años 50 se llevó a los shows burlesque. A partir de los 90, gracias a la profesora Fawnia, primera mujer en crear su propia escuela de pole dance, llegó a convertirse en el deporte artístico y de campeonato que es hoy en día.

Si quieres saber más, en GO Electro Studio ofrecemos estas clases y te informamos encantados.